Repercusiones de la subida del IVA

IVA 21%

 

Como todos hemos podido comprobar, desde el 1 de septiembre el tipo general impositivo ha subido del 18% al 21%, subida motivada, como todo el mundo sabe, por la preocupante situación de crisis y la imperiosa necesidad de tapar los agujeros que tiene el estado. La cuestión es, ¿cómo afecta a la economía en época de crisis?  Respondiendo a esta pregunta, el planteamiento más básico de las teorías económicas indica que,  ante un aumento de precio se da una reducción de demanda, por lo tanto el mercado va a producir un ajuste reduciendo la oferta, o dicho de otro modo, el resultado es que como el mercado se contrae la oferta (comercios, fabricantes, importadores) no tiene otra solución más que la de adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, y esto lo hace reduciendo actividad. La consecuencia es que esto implica más paro, es de esperar que  con la subida del IVA es fácil que se consiga la prolongación de la crisis que padecemos.

En lo que se refiere a nuestro bolsillo ya estamos padeciendo la subida, eso sí, muchas grandes superficies han iniciado una campaña publicitaria anunciando que asumen la subida del IVA minorando su margen comercial, si bien en muchos casos es cierto, en otros se puede comprobar que con anterioridad al inicio de la subida del IVA, incrementaron el precio de algunos artículos. En cualquier caso, lo evidente es que a medio plazo no van a continuar asumiendo la minoración de su margen, y a partir de enero es más que probable, que aquellas grandes superficies que no repercutieron la subida al precio final , la repercutan entonces. Por todo esto, cabe esperar una cuesta de enero más empinada que nunca. Y hablando de enero, he oído algún comentario sobre una posible segunda subida del IVA para estas fechas, que lo podrían situar en el 23%, de momento sólo son especulaciones, pero como ejemplo cercano, tenemos a Portugal con un IVA general del 23%, y no es difícil recordar al señor Cristobal Montoro asegurando que no iba a subir el IVA haya por enero, esperemos que nos den un respiro antes de que se produzca una nueva subida, que es factible que ocurra.

En cuanto a las dudas que surgen sobre la aplicación del nuevo tipo de IVA, las pymes y autónomos plantean muchas preguntas, por ejemplo, se duda si al haber emitido la factura en agosto y no haber recibido el pago de la misma existe alguna repercusión. En este caso ninguna, no olvidemos que la Agencia Tributaria funciona por el principio del devengo, por lo tanto consideramos que la operación se ha efectuado en un periodo de tipo de IVA al 18%. En cuanto al principio de devengo, se nos puede dar el caso de que se haya realizado la operación y no haber emitido la factura antes del 1 de septiembre, en este caso se nos permitiría facturar con el tipo al 18, eso sí, hay que dejar claro en la factura emitida tanto la fecha de expedición como la fecha en la que se ha realizado la operación. En cuanto al tema de anticipos a cuenta, también se permite emitir la factura con el tipo del 18, al menos en la parte que se haya anticipado.

Fdo. Julio Mato Gutiérrez
Responsable Financiero de Leasba Consulting