Servidores NAS: Tu empresa viaja contigo

movilidad

Dropbox, Google drive, Onedrive, iCloud drive, etc. Existen muchas opciones, gratuitas y de pago, para poder almacenar en la nube tus datos y poder tener acceso a ellos desde cualquier lugar y dispositivo.

Actualmente poder manejar tu información sin importar la ubicación, únicamente teniendo una conexión a Internet, puede marcar la diferencia con tus competidores.

Las grandes multinacionales tecnológicas son conscientes de ello y por eso desde hace un tiempo están reforzando los productos enfocados a movilidad.

Para muchos, Amazon es una tienda online donde se puede comprar casi todo, pero actualmente es puntera en servicios de Cloud tanto para particulares, pequeñas empresas o multinacionales. Empresas como Dropbox o Spotify se encuentran dentro de su cartera de clientes.

Otras empresas como Microsoft, Google u Oracle luchan por llevarse una parte del pastel en un mercado que aún está por explotar.

Estas plataformas permiten, aparte de almacenar información, instalar máquinas virtuales, BBDD, servicios de streaming, etc. Las posibilidades de los servicios Cloud son infinitas.

Aunque la sociedad actual cada vez se muestra más abierta a utilizar este tipo de servicios, todavía hay mucha gente reacia a tener su información en la nube (aunque no sea consciente que seguramente esté utilizando servicios Cloud de forma habitual sin darse cuenta).

Otro posible inconveniente es que, para muchos de esos servicios, se requiere de personal IT para instalar y sobre todo mantener dichas infraestructuras.

Existe un producto que, aun perdiendo grandes beneficios del Cloud Computing como puede ser escalabilidad, tiempos de parada, rendimiento, costes… permite tener nuestra información disponible en cualquier lugar, reducción de costes ante un servidor standard y con mantenimientos mínimos: los llamados servidores NAS.

cloud

Los servidores NAS son sistemas de almacenaje a los que se accede mediante red. Actualmente aparte de utilizarlos para almacenar datos accesibles por todos los equipos de la red local, muchos de ellos vienen con sistemas operativos básicos que permiten instalar aplicaciones, utilizarlos como servidores web, multimedia (DLNA), VPN, virtualización, etc.

Este tipo de equipamiento se instala en tu red local y tiene un tamaño que puede ir desde un disco duro externo al tamaño de un servidor enracable (por ejemplo). Incluso los más básicos pueden disponer de controladoras RAID para una mayor seguridad de los datos.

Su configuración a nivel doméstico es muy sencillo; a nivel profesional es recomendable que para un perfecto funcionamiento lo configure un profesional IT. Una vez instalado, la gran mayoría de marcas disponen de un servicio gratuito implementado en el propio software del servidor que permite el acceso a sus datos desde cualquier dispositivo conectado a Internet, sin necesidad de saber IP Pública, lo que permite una total movilidad de los datos y servicios instalados en el servidor.

Las conexiones se pueden realizar cifradas, SSL, VPN, etc, lo que proporciona una mayor seguridad para la tranquilidad de los usuarios.

Hay un amplio abanico de modelos para todo tipo de necesidades y bolsillos. Este hecho ha facilitado su entrada en muchos hogares, por lo que no es un producto únicamente para uso profesional.

Si quieres llevar tu empresa a donde vayas, aumentar tus servicios con tus clientes y no perder un posible negocio por no tener el documento necesario en el momento exacto, un servidor NAS puede ser una gran solución

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *