Novedades en la Campaña Renta 2012

El día 2 de abril comenzó la campaña de Renta de este año. Desde este día se puede solicitar el borrador vía telemática y, como mucha gente nos pregunta, advertir a todos aquellos que ejerzan una actividad por cuenta propia que lo único que pueden obtener son los datos fiscales;  la Agencia Tributaria no confecciona borradores para profesionales que trabajan por su cuenta. A partir del día 24 de abril se abre el plazo para la presentación de declaraciones de IRPF. Eso sí, si sale a devolver que nadie tenga prisa, porque sin duda volverá a ocurrir lo mismo que el año pasado. El responsable del Ministerio de Economía y Hacienda creó un ardid contable, retrasando el pago de las devoluciones, en muchos casos más allá de los 6 meses, generando por tanto intereses y  consiguiendo así maquillar el resultado del déficit presupuestario; así que este año volverá a ocurrir más de lo mismo.

En cuanto a las novedades que se dan para la declaración de este año, destacar por llamativa,  las pérdidas patrimoniales debidas al juego, descartando el dinero que se haya gastado usted en lotería, primitivas o quinielas, se podrá deducir lo que haya perdido en el bingo o el casino. Otra de las novedades es la desaparición, a partir del 1 de enero de 2013, de la deducción por la cuenta vivienda, a la par que la desaparición de las deducciones por adquisición de vivienda habitual. Para los que tuviesen una cuenta vivienda abierta antes del 1 de enero de 2013 no pierden las deducciones practicadas, pero a la hora de adquirir la vivienda no podrán aplicar las correspondientes deducciones.

Otra novedad destacable, esta sólo para profesionales, es la opción de revalorización de activos, aquellos que, por motivo de su actividad económica, estén obligados a llevar libros contables o libros de registro. Podrán actualizar, si lo desean, el valor de los bienes de inmovilizado, haciendo una liquidación  a un tipo fijo del 5% sobre el valor imputado en las reservas de revalorización; a partir del ejercicio 2015 y por el tiempo pendiente de vida útil del inmovilizado, podrá ir amortizando el importe revalorizado. Por ejemplo, un profesional liberal con despacho propio, el cual fue adquirido mucho tiempo atrás y que figura en su balance por el valor de adquisición y que aumenta en 50.000€ aplicando la revalorización, en este caso tendrá que liquidar 2.500€ de cuota por revalorización, pero hasta el final de la vida útil del bien podrá ir amortizando año a año los 50.000€ de incremento de valor del bien, con el consiguiente ahorro a largo plazo. Recalcar que esta opción es totalmente voluntaria, nadie está obligado a aplicar revalorizaciones.

Estas son las novedades en la declaración de este año, además de la subida de tipos impositivos.

Fdo. Julio Mato Gutiérrez
Director Financiero de Leasba Consulting

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *