La Justicia…¿Al alcance de todos?

índice

Hoy abrimos debate con una noticia que ha dado mucho que hablar desde el pasado mes de febrero, la retirada de las tasas judiciales para las personas físicas.

El 2 de Marzo de 2015, fecha en la que podemos decir adiós a la violación de los derechos de las personas físicas, una vez más se vuelven a abrir las puertas de la justicia para todos quedando, aún, anclados a las tasas las pymes.

Una ruidosa protagonista, la ley de las tasas judiciales, ha sido durante los dos años que permaneció en vigor, un tema que ha puesto en duda si un término vital que engloba tanto como es la justicia, está al alcance de todos o no, dejando entre líneas que de puertas para adentro solo optaban a la Justicia los “ricos”, dando portazo a las personas con menos recursos. El artículo 24 de la Constitución consagra el principio y el derecho fundamental de tutela judicial efectiva, es decir, que todos los ciudadanos tienen derecho a acceder a la Justicia en defensa de sus derechos e intereses legítimos. Pues bien, este derecho ha sido flagrantemente vulnerado durante el período de vigencia de esta desafortunada Ley. En efecto, los ricos nunca tuvieron problema, y los que pudieron justificar precarios ingresos y recursos económicos tuvieron derecho a acceder a la Asistencia Justicia Gratuita (el llamado turno de oficio, en el que los honorarios de Procurador, Abogado y las Tasas Judiciales no se pagan). Sin embargo, aquellas personas que no eran beneficiarias de la Justicia Gratuita porque sobrepasaban por poco los umbrales legales exigidos para el acceso a dicho derecho, fueron tremendamente golpeados por los efectos de este despropósito legal puesto que, para poder defender judicialmente sus derechos e intereses, además de contratar y pagar a un Procurador y a un Abogado, se añadía el abono de una tasa que, en primera instancia sobrepasaba los 300 euros si la cuantía del pleito superaba los 6.000 euros y, lo más sangrante, la segunda instancia era absolutamente prohibitiva puesto que, sólo la tasa para un recurso de apelación alcanzaba los 800 euros y para un recurso de casación se podía llegar hasta los 1.200 euros. En fin, una auténtica locura.

Desde luego que las escalofriantes cifras que alcanzaban las tasas adjudicadas no median previamente la relación con la capacidad económica de los ciudadanos, dejando las puertas de la justicia cerradas en numerosos casos. El “afán recaudatorio” fue el principal lema con el que los ciudadanos bautizaron a esta nueva ley y tras la suspensión de la misma, después de dos años en vigor, se desconoce el destino de lo recaudado, que desde un principio se había propuesto para mantener y mejorar la asistencia Jurídica gratuita, sin embargo, a día de hoy el destino de la recaudación se encuentra en paradero desconocido. Pero no solo se desconoce el destino del dinero recaudado sino que se ha comprobado que la litigiosidad no se ha visto reducida por la implantación de las mencionadas tasas por lo que se pone aún más en duda que la entrada en vigor de la citada ley haya sido por mero hecho de mejora social.

El ruido provocado tras la implantación de las tasas judiciales llegó hasta las redes sociales fomentando campañas contras dichas tasas, protagonizadas por abogados, grupos parlamentarios, sindicatos, políticos y en paralelo respondían los ciudadanos al “tasazo” afirmando que no hay motivo que justifique el pago de una tasa para tener el derecho de hacer tu propia Justicia, haciendo hincapié en el excesivo dinero que supondría tener acceso a ella.

¿Se dará una vuelta más y podrán acceder a la justicia pymes y autónomos exentos de pagar las famosas tasas?

Leticia Morán Barrientos

Departamento de Comunicación.

Cesar

No es verdad que los trabajadores autónomos tengan que seguir pagando las tasas judiciales. El Real Decreto establece que están exentas del pago y de la presentación de la tasa: Las PERSONAS FISICAS. Sin más distingo.
Por tanto, los autónomos, como personas físicas que son, están exentos de las tasas judiciales.
Las personas jurídicas, por el contrario, siguen sujetos al pago de la tasa.
Los autónomos no. No confundamos a la gente.

CM

Como bien ha comentado, los autónomos también están exentos de pago.
Ha sido un error tipográfico y ya lo hemos solucionado.

Gracias por leernos y por el aviso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *